Mejores Croissant Francia

CROISSANT, UNA BENDITA COSTUMBRE

Sí! Hoy es el día de este emblema de la gastronomía francesa y cómo es SU día, acá te cuento la historia de la croissant. La probaste? Son tan ricas como dicen?

¿¿El croissant es francés como pensamos??

 Cada vez que le digo a alguien que vivo en Paris me dice “oh la la! Que linda la Torre Eiffel, me encanta Notre Dame y que ricos los Croissants!!” Y sí, son riquísimos, pero no son franceses, sino que su origen es de Viena!

Oui!, en el año 1683, los soldados del Imperio Otomano avanzaban por Europa en su lucha contra el Sacro Imperio Romano Germánico.

Ya habían conquistado la mayoría de las regiones y su próximo objetivo era Viena, a la que ya tienen sitiada. Sin embargo, la muralla que la rodeaba no les permitía ingresar de una forma tan fácil como se imaginaban, Muajajaj!!

Cada panadería francesa tiene su propia estética y croissants una más rica que otra.
Cada panadería francesa tiene su propia estética y croissants una más rica que otra

Así, que luego de meses de planificación, los soldados decidieron ingresar a la capital de Austria a través de túneles, excavando por la noche, así no levantaban sospechas.

Peeeeeeero, los panaderos del turno nocturno escucharon los ruidos de los enemigos y fueron los que avisaron a los defensores de la situación, así que gracias a ellos, pudieron tomar a los enemigos por sorpresa y los obligaran a retroceder. 

Y por eso, el emperador Leopoldo I condecoró a los panaderos por su valentía , y ellos, como agradecimiento, elaboraron una masa con forma de luna creciente 

Sí, la misma luna creciente que lucía en la bandera otomana, ya que cuenta la leyenda que esa fue la manera de expresar que “se comieron a los turcos”.

La masa tenía forma de bollo y se consumía directamente así, o se horneaba aplicándole un baño de huevo y semillas y sal gruesa. 

Ahora, cómo llegó a Francia? ಠ_ಠ

María Antonieta bebé!!

Ivo se manda unas croissants… mejor ni te cuento

♡ Sí, el croissant llegó a Francia en 1770, cuando María Antonieta de Austria extrañaba tanto esta delicia, que lo mando a pedir y fue ella quién lo introdujo en la corte.

Y luego, en 1838, el pastelero austríaco August Zang abrió su panadería en París, donde lo popularizó.

 Si bien el origen del croissant tiene cientos de años, no fue hasta 1905 que se publicó por primera vez la receta tal como se la conoce en la actualidad, con la masa hojaldrada, convirtiéndola en uno de los iconos de la gastronomía francesa. 

¿Te gustó la historia? La conocías? Si querés hacerlas, tenés que ver cómo Ivo cocina Croissant en este artículo.

Son tan ricas las croissant, a vos te gustan? A mi me encantan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba